Nariz y perfil facial

¿Qué debemos saber sobre la Rinoplastia?

Es el procedimiento quirúrgico para remodelar la forma de la nariz, ya sea en forma parcial como puede ser el “limado de “caballete” o de forma integral (dorso, tabique, punta nasal y aletas nasales) para para obtener un perfil facial balanceado con el resto de la cara y mucho más completo.

En ocasiones, esta técnica se puede complementar con la Septoplastia o corrección de la desviación del tabique nasal, que suele provocar problemas respiratorios.

Rinoplastia
Rinoplastia

¿Qué puede hacer la Rinoplastia?

Puede tratar diversos problemas, como elevar la punta nasal, afinarla, estrechar la nariz en parte ósea, a nivel de la base que la une con las mejillas, reducir el caballete, así como la reducción de las alas nasales, o abrir el ángulo naso-labial para que la punta nasal no caiga al sonreír.

¿En qué consiste la Rinoplastia?

Si el tratamiento se limita a un segmento de la nariz, por ejemplo, afinar la punta nasal, se puede realizar bajo anestesia local. Cuando el tratamiento es integral o contempla la Septoplastia se realiza bajo anestesia general. La gran mayoría de los pacientes reciben su tratamiento sin tener cicatrices externas (Rinoplastia cerrada).

En aquellos casos que haya que disminuir el tamaño y/o la anchura de las aletas nasales tendrán una pequeña cicatriz imperceptible y oculta en el pliegue del ala nasal. Y en aquellos pacientes con secuelas trauma nasal severo, secuelas de labio leporino, colapso nasal respiratorio, o con punta nasales demasiado largas (“Pinocchio Nose”) o en casos de secuelas deformantes por rinoplastia previa se realiza su procedimiento con la técnica abierta: Rinoplastia Abierta. Tendrán una pequeña cicatriz en la base de la columela (la separación entre los orificios nasales).

Tiempo de la operación: 2 horas

Tipo de anestesia: General

Hospitalización: 1 día (Recomendado)

Tiempo de recuperación: 7 – 10 días

Resultados: 2 o 3 semanas

¡Mira las imágenes del antes y el después!